Sábado, 23 de Julio de 2016

Martina Chapanay como muchas mujeres argentinas forma parte del detrás de la escena de este armado de país. Hija del último Cacique Huarpe y una Mendocina, dotada de valor en el combate, experta rastreadora de caminos se convierte en figura clave de las luchas federales.

Desde los Saberes de un Pueblo, desde un Folklore que se confronta a la historia hegemónica que nos han contado, cuestionando la colonización-evangelización del territorio originario. Saberes que revisan los signos y sus significados, viven ritos, luchas, desentierran ancestros tejiendo identidades mestizas, abrazando la piel negra, construyendo cuerpos de poder.

Karina es Martina Chapanay, nacida en Las Lagunas del Guanacache, San Juan en 1800, 1806 o 1811, tal vez un 8 de diciembre. Chapanay mujer, montonera, que elegió no seguir los órdenes dictados para las mujeres de su época para defender cuerpo a cuerpo la lucha Federal.

Sus maestras, las brujas y los guerreros anticipan su fuerza arrasadora.

Una Tribu de hombres y mujeres, mestizos, negros, índios, aprendices y experimentados, chamanes, brujas, herejes se empodera en torno a La Chapanay.

El relato sucede polifónicamente, a través de los cuerpos, las danzas, la voz de Karina-Martina, la voz de un narrador-testigo, presentador; una narradora-cantora que cuenta desde un folklore hecho canción; la mirada provocación de una dirección. Buscando red-editar nuestra historia.

Herejías, brujas y brujos en escena, negras, caciques, la indiada y la montonera.

Martina Chapanay galopando en cada cuerpo.

Poner en escena lo que no se ha contado y salir al camino a habitar un territorio desierto

Clasificaciones: Danza, Adultos




e-planning ad