Sábado, 30 de Abril de 2016

Al parecer, constantemente estamos cayendo hacia el centro de la tierra.
Dicen que cada cosa que podemos ver en nuestro universo ejerce una atracción sobre cualquier otra cosa, sin importar la distancia que las separe. Esa fuerza se estira, se tuerce, se suelta, se enrosca. Nos duele. Nos une. Cambia sus formas. Gira. El cordón, ese lazo gravitacional, es un circuito que late.





e-planning ad