Viernes, 21 de Octubre de 2016

Monólogo en café concert. Una velada única, con comida y bebida. Y la posibilidad para conocer los andares de una pintoresca mujer que invita a pasar a su casa, a tomar el té y a escuchar su historia y, por un rato, ser parte de ella.


A la hora del té,
a las cinco de la tarde
mi vida se estremeció...

A las cinco de la tarde
el destino una trampa
me colocó

A las cinco en punto
de la tarde mi alma
una y otra vez, se estremeció

Camine, camine y camine
y al altillo llegué...

Vengo de a en a
como el mar de o en o...

¡Oh! ¡que dolor!
¡cuanta alegría!
la vida me dio

¡Oh! ¡que dolor!
¡cuanta alegría!
la vida me quitó

Si los invite a mi casa
fue porque se me antojó

Abriendo y cerrando
abriendo y cerrando
se me dilató...la ilusión.

yo

Clasificaciones: Monólogos, Unipersonales, Adultos




e-planning ad