Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Jorge Ricci

PREMIOS OBTENIDOS

Obra ganadora del Concurso de Proyectos de Coproducción en Artes Escénicas 2014 del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe.

EL HOMBRE QUE SUEÑA (por Roberto Schneider)

Suele resultar difícil encontrar
dramaturgos que posean la
visión, la rigurosidad, la precisión,
la fuerza y la humanidad que
tiene el santafesino Jorge Ricci.

En "Más locos serán ustedes" Ricci toma a un
hombre por asalto y nos hace seguirlo
en su cotidianeidad más absoluta,
mostrando su realidad. Y sus sueños,
ay, qué sueños. Teatro en estado puro.

Los diálogos riccianos son significativos
y expresan un mundo mucho
más complejo del que en apariencia
describe.

El marcado ascetismo en la escenografía
y las bellas luces de Mario
Pascullo y la precisa asistencia coreográfica
de Claudia Correa, más la
bella música de Pedro Casís otorgan
a la totalidad la necesaria cuota de
verdad escénica que la obra pide.

El plato fuerte son las actuaciones.
Miguel Pascual ofrece el mejor trabajo
de su carrera porque se entrega
a la idea de juego propuesta desde la
dirección del espectáculo, del mismo
Jorge Ricci.

Su soporte perfecto es Stella Curi, que
ofrece un trabajo pleno de gracia y
compromiso. Marisa Ramírez
otorga a Ella la impronta
de una mujer exuberante, de mirada
cómplice y andar contundente.

Párrafo aparte para Nidia Casís.
La joven intérprete le saca el jugo a
Otra de la mejor manera posible. Con
sugestiva belleza, explota de sensualidad
en varios momentos.

El humor tiene un rol fundamental
en esta puesta sincronizada
y sin hendijas.

RESEÑA

Más locos serán ustedes es la nueva obra del dramaturgo y director santafesino Jorge Ricci. Esta comedia cuenta la historia de Carmelo, un tipo común y rutinario, amante de las artes, que se anima a vivir en sus fantasías, soñando con poemas, soñando con músicas y soñando con muchachas: Ella y Otra, las fantasías que exigen ser satisfechas en sus demandas. Pero detrás del soñador hay un cable a tierra: Francesca, verdugo y cómplice de los sueños de su marido, que habla en cocoliche porque según el autor el grotesco es el género emblemático de los argentinos. El cruce de ficción y realidad que se da en el espacio escénico, llevará a Carmelo, Francesca, Ella y Otra a un nuevo problema: serán cuatro personajes en busca de un autor, en busca de palabras propias.

En el marco del "teatro dentro del teatro" la propuesta plantea un juego donde los personajes transitan por un espacio que es a la vez el de los sueños y fantasías de Carmelo y el real de su vida cotidiana. Apelando a su conocimiento de textos y autores del teatro y la literatura universal, Carmelo describe y relata sus dos mundos a partir de hechos históricos y mitos populares argentinos, que se expresan no sólo por medio del lenguaje actual y común, sino también desde otras voces, como el cocoliche y las expresiones de otros países del mundo.

Este juego dramático se sostiene desde la materialización de ese espacio particular compuesto de sueños y fantasías, de Ella y Otra, atravesadas continuamente por la cotidianeidad de la vida de Carmelo y Francesca. Una escenografía despojada, una planta de luces frontal y de contras, un vestuario diseñado a partir de la dicotomía entre lo recto y lo curvo, una selección musical que abarca un amplio espectro que comprende desde el tango y los ritmos latinos, hasta la música de Bach, son los elementos que a partir de operaciones de alternancia y contrastes trazan los límites y las posibilidades de tránsito entre el mundo real y el de la ficción o fantasía.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad