Sábado, 06 de Febrero de 2016

Luego del gran éxito de la obra musical Hernán Piquín es Freddy, llega de la mano del eximio bailarín Balada para mi muerte, el espectáculo donde el virtuosismo, la sensualidad y elegancia se despliegan de la mano de quien es considerado entre los máximos referentes de la danza en la actualidad, Hernán Piquín.

Un increíble espectáculo que recorre los diferentes estilos del Tango, el de escenario, el milonguero y el contemporáneo. Acompañados por cinco parejas de baile de alta jerarquía artística las cuales han llevado esta danza por el mundo en distintas giras, logran una propuesta de danza diferente e innovadora con precisión coreográfica impecable y de gran profesionalismo.

La música es variada y está representada por nuestros grandes Maestros del tango; encabezada en este caso por Astor Piazzolla quien junto a su orquesta y la gran cantante italiana Mina Mazzini, interpretaron en la RAI en el año 1972 el tema musical Balada para mi muerte el cual fue motivo de inspiración para la creación de este show.

Mariano Mores, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Discépolo, Juan de Dios Filiberto, Enrique Cadícamo, entre otros, son los autores elegidos para lograr la mixtura del tango tradicional con lo clásico del ballet.

Desde tangos muy conocidos como: La Cumparsita, Quejas de bandoneón, o El día que me quieras, pasando por hermosas milongas, grandes composiciones de Astor Piazzolla como Oblivion y Tanguera, hasta la interpretación de la bella zamba, Mujer niña y amiga, donde Hernán Piquín transmite toda su dulzura.

La danza junto con la iluminación y el vestuario se unen para logran un show de alto nivel artístico y profesional digno se ser presentado por todo el mundo.

Gracias a la crítica y al público extranjero surge la posibilidad inmediata de poder recorrer nuevamente nuestro país y alrededores, como sucedió con Hernán Piquín es Freddy, y quizás aún más llegando también al viejo continente.





e-planning ad