Jueves, 21 de Enero de 2016

De Daniela Otta

Un yo plural, el gen único, la cifra indivisible, la muerte ancestral, corren el velo de ciertos prejuicios que disparan directamente sobre las profesiones, los sueños, la religión, en un medio que es inevitablemente condicionador.

Cómo no he de quererte, Muerte,
Si le has dado a cada Madre
Un poco de María.

Que ilusión la del hombre
El creerse diferente.

Duración: 55 minutos




e-planning ad