Sábado, 26 de Diciembre de 2015

De Cokó Albarracín, Hernán Danza, Luis Ramírez

Primera parte: Mañana llego

Una obra de: Monkey Club

El Sparring, el entrenador y su hermana se encuentran al final del día. A una hora de salir de viaje para una dudosa pelea, las relaciones dentro de la casa se vuelven tensas, los secretos de la convivencia se escuchan en el silencio, mientras el tiempo cotidiano los lleva a redescubrirse. Los últimos minutos para entrenar, para cocinar, para comer juntos y para decir lo indecible. Los últimos segundos para descubrir las verdades ajenas e intentar llegar a donde cada uno desea, entre besos y golpes.

Sparring. Primera parte: mañana llego es una obra que toca al espectador mediante todos los canales receptivos del mismo. Buscando generar una dramaturgia que no se centre sólo en la palabra, los actores trabajan en un código hiperrealista, en tiempo real mostrando los juegos que el poder, la violencia y el contexto social les imprimen en la piel. El boxeo y la preparación de una comida en vivo son los ejes del trabajo escénico, que mediante los olores, los sonidos y las imágenes poéticas llevan al espectador por los recovecos de una historia que -llena de detalles, tensiones y descubrimientos- se asemeja a una construcción cinematográfica. La tensión dentro de la casa sostiene lo que se va a derrumbar. El sonido del silencio sostiene los cuerpos. Entre golpes y besos las causas perdidas ingresan por todos los sentidos. Los personajes juegan con su pasado, viven el presente y esperan con ansias el futuro con una apuesta sobre el otro, con reproches que punzan y con secretos que asfixian.





e-planning ad