Viernes, 11 de Diciembre de 2015

De Rafael González, Francesc Sanguino

¿Qué pasaría si dos desconocidos se ven obligados a esperar el metro juntos durante las obras de mejora? Pues que si fuesen personas normales mantendrían una conversación cordial, hablarían del tiempo, de cómo va el país o de la corrupción, incluso podrían no hablar. Pero no, estos dos personajes no son normales, ni capaces de mantener una conversación educada. Es más, si alguna vez te encuentras con alguien como ellos esperando el metro intenta mantenerte alejado. Puede volverte loco, matarte de risa o simplemente matarte.

Cía. Babylon Teatro





e-planning ad