Martes, 19 de Enero de 2016

Una varieté que no transita por los hermosos paisajes de la Flora sino que atraviesa nuestros colores más íntimos, recorre nuestras emociones. Y cualquier cosa puede suceder aquí. Porque las emociones son la sal de la vida y a todos nos gusta comer salado. Porque la vida es un viaje de ida y a cada momento puede suceder algo maravilloso y/o inesperado.....




e-planning ad