Sábado, 16 de Julio de 2016

De Juan Ignacio Fernández

La obsesión por un cuadro, el pasado persistente y un presente que ahoga. -Una mujer se obsesiona con la imagen de un cuadro. Algo que el puede decir y ella no. -El pasado no se puede nombrar. El presente es un cuadro en la pared.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Monoblock edición 24º

Clasificaciones: Monólogos, Adultos




e-planning ad