Lunes, 05 de Diciembre de 2016

A veces nuestros días son quietos,esos días son monótonos en apariencia, solo en apariencia, ya que lo que continua cambiando y sorprendiéndonos son nuestros pensamientos. Aquello,lo monótono de las acciones, solo cubren un mundo de emociones. Quizás, nuestro gran esfuerzo sea quitarnos de encima esa quietud para que nuestros días sean parecidos a nuestros sueños.Ojala así fueran mis días y los días del otro.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad