Miércoles, 12 de Octubre de 2016

Mabel Victorica, luego de diez años de la muerte de su concubino y seguir aferrada a él, decide iniciar una mediación para obtener la herencia que la ley le impide. La parte requerida de este proceso es Derlis González, el hijo que ha tenido el difunto con un matrimonio anterior. Mabel sabe que probablemente el joven no sea el hijo y utiliza esto para reclamar lo que cree que le corresponde.

Como su posición es desfavorable y tampoco tiene el dinero para avanzar en la causa, el doctor Leandro Armendáriz, vinculado a la hija de Mabel, decide financiar el proceso y asociarse en la aventura judicial. De tal modo traza una estrategia para que le sea reconocido a su cliente el derecho que la ley no le otorga.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad