Domingo, 19 de Junio de 2016

De Franz Keppler

Auguste Rodin, el gran creador, ya maduro, reconocido por el mundo entero. Camille Claudel, una jovencita genial, peleando desde chica con todas las estructuras rígidas de la sociedad pero deseando todo lo que esas estructuras consideran modelo de felicidad. Él, en cuanto a hombre, acepta y aprovecha las hipocresías de esas sociedad. Ella, en cuanto a mujer, sufre las criticas y condenas de la sociedad burguesa por su comportamiento libre y desprejuiciado.
Se encuentran, el maestro y la alumna. Se complementan en el genio y la creación. "Él le enseña; ella lo inspira y acompaña. Dos seres extraordinarios que se aman y se lastiman apasionadamente y dejan una obra magnífica, eterna, a través de la vida y la muerte." Rosa Rapoport.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad