Martes, 06 de Septiembre de 2016

De Andres Caro Berta

En escena. Listo a iniciar un nuevo ritual sexual el divino Marqués en plena realización de sus instintos: perverso y vital, seductor y victimario.

En su absoluta soledad se desliza desde sus miserias y torturante pensamiento, hacia la perversidad, la ferocidad y el sexo como vía de expresión de impulsos violentos, irreprimibles.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad