Viernes, 21 de Octubre de 2016

Sucede que en el afán de construir una relación amorosa que los contenga, ellos se aferran a la impalpable certeza de conocerse. Pero en realidad no saben quién es ese otro, y entonces el otro podría ser cualquiera que cumpliera al menos con algunas de sus urgencias. Este desconocimiento absoluto de con quién nos emparejamos hace que ese otro pueda ser uno distinto cada vez y aun así insistiremos en que lo que se construye es real.

Clasificaciones: Danza, Adultos




e-planning ad