Martes, 15 de Noviembre de 2016

La historia trata de dos muchachos de estos años, Christian y Nahuel que quedaron obnubilados, totalmente enamorados con la época de los grandes tangos, los para ellos, gloriosos años 30. Algo de lo que ellos estaban orgullosos de sentir, estos dos muchachos eran grandes amigos, como hermanos de otra madre y era tal el romance que tenían con esa época, casi como un amor eterno de juventud, que iban todos los días a un viejo bar abandonado que la ciudad había olvidado, lleno de fantasmas y recuerdos que solo estos dos jóvenes protagonistas le rendían culto. Su devoción a la época de tangueros y melodías de milonga los lleva a realizar, todos los sábados de cada mes, un enternecedor y fiel ritual, vestirse como en la época, hablar como en la época, sentirse como en su época.
Todo cambia una noche en la cual los amigos llenos de tristezas, pesares e impotencias de sus respectivos amores llegan al viejo bar. Estando la noche en silencio frio, en tristeza y quietud. Uno de los amigos encuentra una carta, la carta que pertenece al que fue alguna vez el dueño del bar, el cantinero Vicente, en esa carta se cuenta una historia, un lamento de amor. Y el ferviente deseo de estar en esa época combinado a que ahora tenían un nexo legitimo con ella convierte al bar en un bar completamente nuevo, como si recién hubiese abierto las puertas el dia de ayer, ellos se dieron cuenta enseguida, estaban en sus queridos años 30 y junto a Vicente vivirán un cruce de épocas, un cruce de culturas que les dejará a ellos una sabia reflexión.

Duración: 85 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad