Jueves, 14 de Enero de 2016

De Adriana Genta

Estamos en época de revolución y la certeza de lo conocido se ha derrumbado para la negra Estrella, esclava de la colonia. Las seguridades de su rutinaria vida anterior no la preocupaban “porque sabía que todo iba a llegar: la comida, el descanso, la fiesta”.
Ahora, con la guerra, las cosas cambiaron; la soledad, y la incertidumbre sobre su futuro acrecientan su desgracia. La esperanza de que el sitio de Montevideo se acabe y todo vuelva a ser como antes ya no le alcanza. Sólo el amor por su hijo y por el Coronel la alientan a encontrar su salvación; entonces, decide partir en la búsqueda de su amado.
Una serie de monólogos organizados de manera autónoma por Adriana Genta y en el sentido de búsqueda de un interlocutor imaginario van constituyendo ese camino plagado de dudas y temores, mezclado con rogativas, cábalas personales, confesiones y derrumbes.
Las ilusiones y la pasión amorosa, la ira y la desesperación se van tejiendo con este procedimiento dramático que le permite a Estrella vivir momentos plenos de reflexión e intensos de emoción.
La puesta en escena de Martín Rosso elabora este objeto estético disponiendo el espacio en múltiples situaciones dramáticas en las que la interpretación, la gestualidad y el movimiento se armonizan con las voces y los silencios.
Un lugar destacado ocupa la música; acentúa los climas e instaura un ambiente denso de sensibilidad que facilita el nexo del espectáculo con el espectador.

Grupo T.dos (Tandil)





e-planning ad