Lunes, 28 de Marzo de 2016

De Anton Chejov, martha marquez

En los dos pisos de la casa de La Maldita Vanidad se presenta Tío Vania, el drama clásico de Chéjov. La obra es uno de los resultados de la convocatoria Mirada Paralela, que se propuso revisitar al autor ruso desde la perspectiva de 4 dramaturgos nacionales.

En esta versión de La Enésima Compañía la acción se traslada del campo ruso a una finca colombiana en donde se celebra una fiesta. Los espectadores se encontrarán en el primer piso con un Tío Vania pasado de tragos, que los invita a participar de la fiesta y les reparte copas de aguardiente. En el segundo piso, rodeados de frutas y cantos de grillos, el público se enfrentará a los dos personajes sobre los cuales se ha desplazado el interés de la obra original: “Esta singular versión de Tío Vania, finquera y parrandera, es abordada desde la visión de las mujeres de la historia: Elena y Sonia. Es una mirada desde lo femenino sobre el caos del amor y del arte. […] En esta adaptación, movida a nuestro tiempo actual [...]: Me la paso fritangueando, matando lechonas y despescuezando gallinas. Todo es parranda desde que ustedes llegaron. Viene y viene gente casi todos los días y toca atenderlos” [Portalescena.com].

La directora, Martha Márquez, decidió, pues, reescribir la obra y hacer que las mujeres fueran las protagonistas. Por lo tanto, ya no centra en un profesor fracasado que decide retirarse al campo, en donde tiene largas pláticas con Vania, su cuñado, condenando a vivir en la sombra a su bella mujer, Elena, y a su hija Sonia. Sino que el drama se traslada a las dos mujeres, que son quienes conversan sentadas en dos mecedoras sobre su conciencia de estar “atrapadas en un amor, en un lugar, en una moral" [Martha Vásquez] de los que no pueden escapar.

Este espectáculo formó parte del evento: Mirada Paralela
Este espectáculo formó parte del evento: Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá 2016

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad