Viernes, 15 de Julio de 2016

De Fabián Canale

Tres mujeres habitan un encierro programado, vigilado, intransigente. Olvidadas de una realidad externa, asumen su desordenada tragedia en búsqueda de un sentido que se les escapa. .A su manera, interpelan a esos ojos que vigilan, más allá de una red que reduce sus desquiciados continentes. "Nadie es obligado a encontrar que esas voces confusas cantan mejor que las otras y dicen el fondo último de lo verdadero. Basta que existan y que tengan contra ellas todo lo que se empeña en hacerlas callar, para que tenga sentido escucharlas y buscar lo que quieren decir."

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad