Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Candelaria Sabagh

Playa remota del Brasil. Doce chicas esperan el suceso de un evento cosmológico que promete resultados maravillosos. Cada una es de un signo diferente del zodíaco. Las jóvenes han viajado hasta estas arenas con el propósito de inspirarse para poder montar un espectáculo singular. No consiguen definirlo: ¿teatro/rock/performance? Expectativas inmensas, miradas divergentes, choques. Los motivos para formar parte del grupo varían radicalmente. Llevan varios días compartiendo una cabaña sin luz. Añoran el frío de una heladera, poder enchufar las guitarras que han traído en vano y el contacto con hombres. Nada funciona. El evento astral no acontece y la inspiración no llega. Repentinamente, un océano de peripecias rescata a las jóvenes de su letargo.

Posesiones celestiales, ahogos, muchachos exóticos que venden baratijas playeras. La llegada triunfal de un larguísimo prolongador trae electricidad desde lejos. Con instrumentos enchufados, amplificadores y cervezas heladas la banda se dispone a tocar.

Se concreta el suceso astrológico que Piscis había predicho. Está escrito en el cielo: cumplirán sus sueños. Singularidad, fama, dinero, diversión, reconocimiento, paz mental, revolución (o por lo menos, impacto político), autoconocimiento, autodestrucción, amor y trascendencia son los deseos que impulsarán a la banda a perseguir la búsqueda desesperada de su destino.

Inspiración, Trabajo y Consagración serán los tres momentos de la historia que este grupo performático de teatro-rock invita a seguir. Enrosques amorosos se imbrican con coreografías y canciones en vivo para componer un espectáculo que hace de la astrología, la música y el deseo de los cuerpos un terreno fértil para el desborde emocional y la oportunidad creativa.

"Ofiuco" fuga su sentido, se duplica, reniega de sí, pisotea naderías posmodernas habidas y por haber, se despliega y repliega, grita, muestra, esconde, calla y miente. No detendrá su ritmo sino hasta el final. La puesta se alimenta de las actuaciones, el baile, el cine, la performance, el video arte, los temas interpretados en vivo -compuestos por músicos y bandas emergentes del rock, blues, bossa nova, ska y más-. Ofiuco es una fiesta teatral, visual y musical de muchos mundos y sentidos.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad