Viernes, 22 de Enero de 2016

De Gustavo Reverdito
El miedo seca la boca, moja las manos y mutila; nos condena a la ignorancia, nos reduce a la impotencia.La dictadura militar, miedo de escuchar, de decir, nos convirtio en sordomudos.




e-planning ad