Sábado, 16 de Enero de 2016

De Martín Salazar, Marcelo Xicarts
La Comedia e Negrita: Al estilo de las comedias que describen hábitos y costumbres de las familias medias de nuestro tiempo, Los Macocos nos hemos propuesto con Los Albornoz contar los avatares morales, sensibles, éticos de quienes transitan las disyuntivas que la vida, el consumo, los medios les han instalado como opciones - verdaderas o falsas. Manteniéndonos fieles a nuestro humor, queremos además poner en escena algo de lo que ocurre con el invento del sigo pasado: LA TELEVISION. Meter al público en la convención del participante, del concursante y del espectador televisivo. Armar los espacios del hogar, del estudio y del set con público, para jugar las relaciones que nos propone la crisis. En fin: pintar de negro la pantalla, para echar un poco de luz. SINTESIS ARGUMENTAL Que familia... mi familia. Pedro Albornoz está feliz y esperanzado. Un telegrama laboral lo espera para asestarle una noticia. ¿Un aumento? ¿Un ascenso? La situación en casa no es nada fácil. Apenas se llega a fin de mes con su magro sueldo y la pensión de su suegra, Mamma Dora, a parar la olla para Graciela -su sumisa esposa- y sus dos hijos: Carlitos y Noemí. Pero, como siempre, las malas nuevas nunca llegan solas. Y así comienza el camino, barranca abajo. Deudas, sacrificios, encrucijadas, vicios y virtudes de quienes deben capear un temporal que cada vez se pone peor, hasta que llegue el inexorable final. Por suerte en medio de ese negro panorama, un haz de puntos luminosos echa un poco más de luz. La televisión. La promesa en la esperanza de un premio que puede no llegar. Ese espejo que, mostrando las miserias de afuera les permite olvidar por un rato... las desgracias de adentro.




e-planning ad