Miércoles, 16 de Diciembre de 2015

De Daniel Dalmaroni
Soñar que encuentro los abrazos que me sostendrán, y que juntos compartimos la felicidad. Y el frío y el viento y el fuego y el vino, la luna, los hijos y el tibio pan. Sueños que más veces volveré de las que marcharé, que cada día nacen más que juegan por jugar. Que nadie puede encadenar mis sueños de volar. Que a punto de caer de nuevo, repito el intento de gritarle a los vientos que no existen los sueños imposibles de soñar...!"




e-planning ad