Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Rafael Spregelburd

Dos historias sin aparente relación, una en Buenos Aires, época actual y la otra en Trieste, cercana a Yugoslavia, a principios de siglo, son traídas a escena en La modestia a partir de un inquietante dispositivo teatral. En la primera, un abogado infiel, un amigo rosarino, una amante y vecina y una mujer obsesionada por el universo coreano echan luz sobre la segunda historia, en la que la esposa de un escritor enfermo y sin talento acuerda con un médico refugiado pagar su cura a cambio de los derechos de una novela.
En La Modestia, la dualidad de la historia enfatizada por los cambios de roles de los actores en escena, desnuda el desdoblamiento del hombre en la actualidad donde laten los restos aún tibios del sueño moderno.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad