Viernes, 22 de Enero de 2016

"Para la luna hay la nube; para la flor, el viento"
Recuerdos fragmentados atraviesan a un personaje confundido entre un oriente mágico e idealizado y un occidente violento y ruidoso.
Se tematizan la violencia familiar infantil, las relaciones de pareja y el problema de la crisis del Veinte de Diciembre y como afectan la vida de este habitante de la gran ciudad.
El personaje se relaciona comercialmente con descendientes de orientales e inmigrantes directos y su acercamiento a esa cultura, se debe mas al azar y a su trabajo, mezclado con un poco de snobismo. Y ese contacto lo va afectando de manera concreta en su vida.
El espectáculo fue montado en base a textos del actor y antiguos relatos orientales, principalmente "El Libro del Té" de Kakuzo Okakura, "El Libro de la Almohada" de Sei Shonagon, y fragmentos del maestro Chuang Tzú, discípulo de Lao Tsé, el autor del Tao.




e-planning ad