Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Guillermo Baldo, Ricardo Ryser

Había una vez tres cerditas, y una cerda, su mamá. No hay leñador. Tampoco moraleja. En la cuarta casita, de noche, matar es celebrar, vivir es en parte morir y morir es una excusa para recordar.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad