Miércoles, 17 de Agosto de 2016

De Fabiana Rey

Qué hora es?

No sé, quizá las seis, no prefiero las siete, sí las siete de la tarde cuando acaece y me reflejo en las inmensidades de la inspiración poética.

De a ratos aparecen ellos, los instigadores de algún motor tardío que renuncia hacia la atmósfera para atravesarla.

Como si fuesen objetos astronáuticos en búsqueda eterna del planeta Yo.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad