Jueves, 10 de Noviembre de 2016

De Guillermo Otálora Luna, Micaela Picarelli

“Era un viejo que pescaba solo en un bote y hacía ochenta y cinco días que no agarraba un solo pez…”

Grupo Arde la Nona (San Martín)

Adaptación de la novela El viejo y el Mar de Hernest Hemingway

Manolo adulto, regresa al puerto de su infancia para despedir a un viejo amigo. Santiago ha fallecido y Manolo decide despedirse del viejo pescador conmemorando la que quizás haya sido la mayor hazaña de aquel Hombre. Se encontrará así con el niño que una vez fue, embarcándose en una aventura de altamar sin igual.

Es Manolo quien recrea, ente objetos y relatos, la historia. Encarna a todos los personajes: lo veremos volver a ser el niño que una vez fue y despedir a Santiago en altamar, para luego tomar el rol del viejo en si mismo.

Santiago había sido el maestro de Manolo en el oficio de la pesca, y ambos se tenían mucho afecto. Pero los padres del muchacho lo obligan a salir a trabajar en un mejor bote ya que Santiago carecía de suerte. El viejo se embarca solo y desesperado en la búsqueda de un gran pez que cambie su suerte, y quizás logre su cometido…

Este espectáculo formó parte del evento: Contra - FESTIVAL REGIONAL DE TEATRO INDEPENDIENTE

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad