Miércoles, 08 de Junio de 2016

De Alejandra Di Ricci, Anibal Montero

"Si nos damos la mano,
si nos miramos a los ojos,
si nos abrazamos,
si llenamos de colores la máquina,
El mundo es nuestro."

Salgo de casa. La calle anónima y yo también. El afuera y mi adentro, no se encuentran. Golpes, choques, confusión y discusión. Pero te cruzas con. y ¡zás! ¡Qué alegría! Bah. bueno, salió una changa por lo menos. ¡Y estás vos, además! Te dejo mi corazón, para que lo cuides. O no, mejor cambiemos el mundo...

Vamos a trabajar. Con tu sonrisa y mis rulos. Con tus pestañas y mis ideas. Con tu locura y mi cobardía. No puede fallar.
Clementina y Bonifacio, desafían al sistema de producción capitalista, o su lógica, o su alienación, o bueno. lo van a intentar.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad