Viernes, 15 de Enero de 2016

De Octavia De Petre

CENTRUM, lo más distante de lo exterior de algo.

Atraído por una fuerza vertical, el cuerpo encuentra en el centro, el equilibrio de todas las atracciones gravitatorias que sobre él inciden.
Sin embargo, los cuerpos son expulsados hacia fuera, desalojados de su centro, por la fuerza centrífuga que se impone.
De igual intensidad que la anterior, surge la fuerza centrípeta que dirige el cuerpo nuevamente a su eje.
Orbitando alrededor del centro hay cuerpos que se resisten a la acción de las fuerzas de otros cuerpos y se entregan a la inercia.
Pero el movimiento se presenta en los cuerpos y surge la fuerza viva.
Inesperadamente una fuerza bruta obra sin obedecer la conciencia, le sigue la fuerza aceleratriz que aumenta la velocidad del movimiento y surge una fuerza mayor que no se puede preveer ni resistir.
A pesar de esa energía -que es liberada caóticamente- y contra la acción del espiral
-línea curva que se aleja indefinidamente del centro- los cuerpos, de manera irrefutable, se atraen en el espacio en razón directa al producto de sus masas y en razón inversa a la distancia que los separa: Fuerza de Gravedad. Fuerza del Centro.





e-planning ad