Jueves, 03 de Noviembre de 2016

En un reino en donde todo transcurría horizontal y la tranquilamente, el Príncipe heredero decide contraer matrimonio con una muchacha fea. Esto produce un quebrantamiento de las formas inaceptable dentro del palacio. Luego todo volverá a funcionar dentro del ciclo del protocolo y la dictadira de lo normal. De eso se trata esta cargada al teatro isabelino, que comparte elementos con el teatro del absurdo y el clown.

Golpean con soles
Nada se acopla con nada aquí
Y de tanto animal muerto en el cementerio de huesos
Filosos de mi memoria
Y de tantas monjas como cuervos que se precipitan a hurgar entre mis
iernas
La cantidad de fragmentos me desgarra
Impuro diálogo
Un proyectarse desesperado de la materia verbal
Librada a sí misma
Naufragando en sí misma
(El Infierno Musical, Alejandra Pizzarnik)





e-planning ad