Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Gabriel Nieto Suárez
El ácido del jugo de limón atraviesa la moral de algunos individuos-personajes. Una moral corrupta bendecida por algunos elementos de la sociedad que dan contexto a nuestra historia reciente de dolor, angustia y pérdidas en los años del terror de estado. Solo la aparente locura de otro personaje dice la verdad, apunta, denuncia. Por estos senderos caminan los personajes de esta obra. Pero nada puede destruir la Memoria. Es deber de cada pueblo Recordar. Honrar la memoria para que hablen los que ya no están.
Duración: 45 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad