Jueves, 27 de Octubre de 2016

De Sil Maitén

Pareciera que la diferencia entre Gracia y Clara es que Clara vive en París y Gracia en Buenos Aires.

La gran diferencia es que Clara aprendió a elegir.

Aprendió a pararse firme, aunque no le hayan crecido las alas.

Gracia se quedó esperando, muerta de miedo. Esperando el milagro de un pájaro que no vuela, ni vive ni muere.

Ella, dentro de la jaula. Esperando el milagro. Esperando.

En París no hay pájaros es la historia de Gracia.

Gracia es prostituta, y Mario es su hombre.

Ellos tal vez se aman, pero con un amor lleno de violencia solapada, angustia contenida y agresiones diarias.

Cada uno es la víctima en esta historia y también el victimario.

EN PARÍS NO HAY PÁJAROS es una obra que habla de la violencia en distintas formas: la prostitución, la trata, y también de las violencias diarias, la palabra violenta, la humillación, el menosprecio, los celos. Algún día habrá que aprender a elegir.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad