Martes, 12 de Abril de 2016

Casi 10 años han pasado del sorprendente debut discográfico de Cristóbal Repetto.

Por aquel entonces su voz nos acercaba el recuerdo de años lejanos en un emotivo rescate de joyas olvidadas o poco transitadas, décadas en las que el tango, la música de la ciudad de Buenos Aires, se abrazaba con la música rural, forjando una síntesis que marcó para siempre el canto de Repetto.

De aquel primer álbum, no sólo han pasado diez años, se han sucedido innumerables conciertos en grandes escenarios y festivales del mundo, giras por diversos países, y reconocimientos de un público que fue encontrando en su voz un nuevo tesoro.

Pero sobre todo, en medio de ello, en la vida y en el camino musical de Cristóbal, ha pasado tiempo y silencio. Y se nota.

Los años han ido moldeando su voz, la han ido llenando de matices…

Su canto es conmovedor desde el comienzo del álbum hasta el final, en el que su voz sola y desnuda se sostiene en un hilo, allí donde “hay más frío que silencio, donde el mañana es el ayer, donde se ha perdido noción del tiempo”.

Los duendes blancos del misterio se han acercado hasta aquí, y uno parece oírlos también. Cristóbal grabó este álbum en su tierra, rodeado de amigos e instrumentos, de pampa y de

cielo y de esta manera, cumplió el sueño de grabar en su lugar de origen, en medio del

campo. Hay una brisa fresca, canto de pájaros en la siesta, un sol radiante y luminoso y, un sinfín de abrazos interminables con músicos que llegaron a la cita desde distintos rincones del país y del vecino país, Uruguay.

Una postal de tierra adentro, un paisaje sonoro elegido con acierto como estudio de grabación. Para acariciar el alma que encierran las canciones que Cristóbal ha elegido registrar nada puede resultar mejor.

En el centro de la escena, sentado en su silla, Cristóbal, desgranó los primeros versos… y la magia de un verde e infinito paisaje natural hizo también su trabajo.

Es “Tiempo y silencio”, un álbum de canciones. Una nueva ventana que nos permite redescubrir a Cristóbal como a un intérprete de gran sensibilidad.

Durante cinco jornadas convivieron creación y emoción en iguales dosis. Bajo el oído atento de Gustavo Santaolalla – experimentado músico y productor (Premio Oscar a la Mejor Banda Sonora, durante dos años consecutivos por las películas “Brokeback Mountain” y “Babel”)- , una vez más al frente de la producción; y de su inseparable compañero de aventuras Aníbal Kerpel al mando de un estudio móvil de grabación que registró cada momento, el álbum grabado en tiempo real se convierte en un testimonio genuino y cercano de aquellos días de mayo de 2010.

Cristóbal eligió las canciones que conforman el álbum con especial dedicación; imaginó incluso para algunas de ellas un universo sónico diferente a como fueron concebidas, sostenido siempre por el espíritu de cada obra. El disco contiene 14 canciones de autores como Violeta Parra, León Benarós, León Gieco, Luis Pastor, Eduardo Falú, Jaime Dávalos, Alberto Mastra, Osiris Rodrigues Castillos, Pedro Guerra, Gustavo Santaolalla y Maruja P. Huergo, entre otros, composiciones que encuentran en la voz de Cristóbal nuevos horizontes.

A su lado estuvieron algunos de los más talentosos instrumentistas de la nueva escena local: los guitarristas Carlos Martínez, Diego Rolón y Raúl Tilín Orozco y los hermanos Juan y Marcos Núñez, en guitarra y bandoneón.

“Tiempo y silencio” contiene también colaboraciones con artistas como León Gieco, Cuca Roseta, Mário Pacheco, Ángel Mele, Eduardo Toto Méndez, Gustavo Santaolalla, Aníbal Kerpel, Alejandro Balbis y Jorge Nasser.

Dentro de la producción también hay una galería fotográfica con imágenes tomadas en la ciudad de Maipú al momento de la grabación a cargo de la retratista Nora Lezano. Además como material adicional se sumará un trabajo fílmico documental que registró las cinco jornadas de grabación.

Allí donde habita el silencio, aguardaban sanadoras las voces que acompañaron su infancia, el canto de Violeta Parra, la sabiduría luminosa de Yupanqui…

“De esa fuente he ido a beber en este tiempo, uniendo tiempo y silencio, infancia y presente. Siempre regresan los duendes que guiaron nuestra infancia, al encontrarnos en silencio ellos vuelven, vuelven en el tiempo para nunca dejarnos solos”.

El dúo formado por los mendocinos RAÚL “TILIN” OROZCO y FERNANDO BARRIENTOS se dio a conocer al público y a la crítica internacional en febrero de 2003, en el Festival de Viña del Mar en Chile, al obtener el primer premio “Gaviota de Plata” a la Mejor Canción Folklórica con su tema “Pintadita”.

En 2004 se conoce el primer trabajo discográfico del dúo: “Celador de Sueños”, producido por GUSTAVO SANTAOLALLA. El disco incluye 12 canciones donde predominan los ritmos cuyanos (tonada, cueca y gato) y una lírica llena de imágenes sugerentes –con influencias del rock argentino-, que escapan de la temática habitual del folklore. La unión de un instrumentista, compositor y productor clave de la música cuyana como es OROZCO y de un cantautor de origen rockero, BARRIENTOS, da como resultado una atractiva fórmula capaz de reunir tradición y futuro en el contexto de una de las regiones más interesantes de la música popular argentina. Este primer disco los

presenta al gran público de Argentina, Chile y Uruguay… Por este trabajo obtienen el Premio Clarin como Revelación Folclórica y son nominados a los Premios Gardel como Mejor Grupo Folclórico.

El segundo disco, “Pulpa”, aparece en 2008. Luego de cuatro años recorriendo el país con las canciones de “Celador de Sueños”, el dúo se encierra en los Estudios ION de Buenos Aires y diseñan este trabajo de 14 canciones que expande y confirma el concepto sonoro y poético del dúo. Producido nuevamente por Santaolalla, esta vez junto a “TILIN” OROZCO (una sociedad creativa que se mantiene hasta la actualidad, y que contiene también a ANIBAL KERPEL), “Pulpa” consigue, como “Celador de Sueños”, un gran reconocimiento de público y crítica. Participan invitados de lujo: MERCEDES SOSA en la cueca “Vidita agua”, CHANGO SPASIUK en la canción “Cuando la

soledad nos da” y ALEJANDRO TERAN en “Sin luz de amanecer”. Posteriormente ganan el Premio Gardel como Mejor Disco Alternativo de Folklore. Además el álbum es considerado por la Revista Rolling Stone como uno de los mejores 50 discos de la década 2000-2010.

En estos años de shows ininterrumpidos en todo el país, incluyendo actuaciones en Uruguay, Chile, Cuba y China en el plano internacional, los OROZCO BARRIENTOS ha compartido escenarios y canciones con artistas como: MERCEDES SOSA, LEON GIECO, TERESA PARODI, LILIANA HERRERO, BAJO FONDO, DIVIDIDOS, JORGE DREXLER, PETECO CARABAJAL, ACA SECA TRIO, KARAMELO SANTO, SANTIAGO FELIÚ, ORQUESTA JUAN DE DIOS FILIBERTO CON LA DIRECCIÓN Y ARREGLOS DE POPI SPATOCCO, RAÚL CARNOTA, ANA PRADA, DÚO COPLANACU, JAVIER SÁNCHEZ, MARÍA DE LOS ANGELES LEDESMA, TOPO ENCINAR, LISANDRO ARISTIMUÑO, LUCIO MANTEL, MARCELINO AZAGUATE, PARIÓ LA CHOCA, DANIEL

VINDERMAN, JUANITA VERA, LARBANOIS-CARRERO, BRUNO ARIAS, DIEGO FRENKEL, GOY KARAMELO, INI CEVERINO, y tantos más.

Ya en 2013, OROZCO BARRIENTOS presenta su nuevo CD “Tinto”. Luego de cinco años, el tercer trabajo discográfico del dúo se hace presente, con 16 canciones que van desde la interpretación de clásicos de la música folclórica cuyana como “Tonada del Arbolito”, “La Refranera” y “Quien te amaba ya se va (junto a TERESA PARODI y LILIANA HERRERO) entre otros, a los nuevos temas compuestos por Tilín y Fernando, quienes sorprenden con piezas propias, de poesía y sonoridad, capaces de reafirmar el estilo osado y renovador del dúo. Editado por Sony Music y producido por Gustavo Santaolalla, el mismo Tilín y Aníbal Kerpel, “Tinto” ha sido grabado en estudios Fader (en Mendoza) y en

Los Angeles, y recientemente fue presentado oficialmente en un inolvidable show en La Trastienda de la Ciudad de Buenos Aires.

SUS INTEGRANTES:

Raúl “Tilín” Orozco es instrumentista, compositor, arreglador y productor que grabó y produjo más de 20 discos de distintas corrientes musicales. Orozco fue miembro fundador de los Premios Grammy Latinos y participó del movimiento “Guitarras del Mundo”.

Fernando Barrientos, cantautor que en los ´90 compuso los temas originales de la película “Tango Feroz”: “El amor es más fuerte” y el blues “Tango Feroz”, e interpretó el clásico “Presente”. Como también canciones grabadas por Mercedes Sosa, tales como “Vientos del Alma”, incluido en el disco “Al Despertar”, y temas para el film “El Caso María Soledad”. Previamente formó el dúo Caín-Caín, encabezó el grupo Los Invasores y mantuvo una extensa carrera solista dentro del rock y el pop.

Ambos mendocinos, la amalgama de estos excelentes músicos y su renovadora propuesta les permitió ganar el respeto de artistas reconocidos de Argentina y Latinoamérica, como también de crítica y público.

Clasificaciones: Otros géneros, Adultos




e-planning ad