Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Alfredo Martín
Una raza sueña con su extinción en la cabeza de un joven blanco. Sebastián busca "la forma" más apropiada para alejarse del cuerpo glamouroso de su madre. Abril encuentra en la literatura y la publicidad la razón final de una existencia ciega y caprichosa. Manaika, la mestiza, se pasa la vida arrastrando a un padre enmudecido; esperando que muera "de su propia muerte". El indio viejo "no quiso moverse" y se niega a hablar para evitar que le roben su propia lengua. Cuatro historias que se entrecruzan entre la familiaridad de lo ajeno y la extrañeza de lo propio; afirmándose en la experiencia del origen y la identidad. Y si una autopista puede ser un pasaporte directo a la muerte; una maratón puede ser solo una invitación a transpirar la camiseta o convertirse en una carrera a "paso de hombre, que conduzca a otros territorios para transitar más libremente, más a los saltos..."




e-planning ad