Martes, 08 de Marzo de 2016

De Samuel Beckett

Nada tan divertido como la desgracia ajena

Bajo la dirección de Rodrigo González llega a la Casa del Teatro Nacional “Fin de Partida” una adaptación de la obra del dramaturgo y escritor Samuel Beckett, un montaje con un alto contenido de humor negro que le ofrece al espectador la oportunidad de preguntarse por la condición humana y el sentido de la vida, del 5 al 28 de marzo.

En esta oportunidad el director crea un universo pos- apocalíptico y desolado para contar la historia de cuatro personajes que estas obligados a permanecer en el mismo sitio y bajo la misma rutina hasta el fin de los tiempo. Hamm, un viejo que está ciego y no puede permanecer de pie, y su sirviente Clov, que no puede sentarse, viven en un espacio reducido que se asemeja a una pequeña casa, junto a los padres de Hamm, Nagg y Nell que no tienen piernas y permanecen en dos canecas de basura. Entre juegos, mentiras y sarcasmo, esta familia soporta la vida con mucho dolor pero al mismo tiempo con grandes burlas, evidenciando múltiples contrastes que demuestran lo absurdo que puede llegar a ser la realidad.

Fin de Partida es el primer trabajo del director Rodrigo González, formado en la Facultad de artes ASAB, quien en el 2013 realiza el diplomado en dirección y producción escénica de la Escuela del Teatro Nacional, donde abordan las dramaturgias universales y surge la primera etapa de este montaje como resultado de la indagación en la obra del genio del teatro del absurdo, posteriormente y tras un año de trabajo la pieza es invitada hacer parte de la programación de la sala.

La obra cuenta con la actuación de Karen Vargas, Wilfran Camacho, Iván Piñacue y Julieth Correa, “Elegimos trabajar a Beckett pues nos permite explorar universos sombríos, caóticos, con personajes abandonados, deshumanizados, es una burla a la desgracia, pero también una reflexión profunda sobre el sentido de la vida” afirma el director.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad