Viernes, 15 de Abril de 2016

De Roberto Fontanarrosa

Mario está enamorado de Carla, "la Flaca", pero su timidez le impide abordarla. Hasta que un día, sentados a la mesa de un bar, su amigo Mochila la saluda y Mario decide contarle su secreto y pedirle ayuda para acercarse a ella. ¿Es una antigualla, como piensa Mochila, depender de una mirada para iniciar la charla? ¿"Ir a tomar un café" encierra siempre una doble intención? ¿Es mejor encararla y sacarse la duda o vivir con la ilusión?

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad