Martes, 18 de Octubre de 2016

De Sofia Kauer

teatro-danza
El problema de la obra es ¨la obra¨ y el enmarañamiento de su construcción.

Sin Hitchcock pendula entre la construcción y deconstrucción, entre la cercanía y la distancia, entre el adentro y el afuera, pero este péndulo funciona a modo de proceso o mecanismo compositivo de obra; no aniquila la construcción ni se deconstruye sin construir.

Sin Hitchcock construye obra, y para esto recurre a todos los procedimientos posibles; no solo habla con los espectadores sino que en su afán por la construcción hasta llega a hablar con el máximo exponente de la creación, DIOS.

Clasificaciones: Danza - Teatro, Adultos




e-planning ad