Viernes, 26 de Febrero de 2016

Cuando al manojo de llaves cotidiano le sobra un juego, hay que tirarlo por la borda de un barco hundido, hay que devolverlo con elegancia de capitán. Tu casa sin mí. Cuando mis cosas se mudan, cuando ya no ocupo espacio, ¿a dónde se va lo que dejé?

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Minitas- Ciclo de monólogos femeninos

Clasificaciones: Monólogos, Adultos




e-planning ad