Martes, 01 de Marzo de 2016

De Martín Wollmann

WORK IN PROGRESS

Es de noche y tres hermanos toman la decisión de matar a su padre. Es ahí cuando aparece el juego. Como motor. Como escape. Como hábitat que enmarca algún límite, que da seguridad. Como marco donde se consensúan reglas claras. Lo que no es juego es inestable, y aunque el mismo delimite formas cerradas, es también donde nos ponemos a prueba, donde la jerarquía es lateral, donde hay riesgo. Gato, Wolfi y Santiago arman un mundo ritual en el cual el miedo no tiene lugar, porque lo que no es juego es miedo, y el miedo nos paraliza, nos pone alambres en las venas.

Este espectáculo formó parte del evento: Procesual

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad