Viernes, 05 de Febrero de 2016

De Claudia Stella

El guión está organizado en 5 escenas , una presentación y un epílogo. En ellas se va contando momentos de la vida de una niña y su primo (protagonistas de todo el relato) en un pequeño pueblo del interior del país. Estas escenas que bien podrían ser “diapositivas de infancia” le presentan al espectador un velorio, el encuentro con un hombre negro, las siestas, los juegos, los relatos del campo, un accidente. La muerte, la amistad, los sueños, el mundo de los adultos son temas que recorren el espectáculo y gracias a la talentosa pluma de Selva Almada pueden transitarse sin instalarse en lugares comunes, ni golpes bajos sino con ternura, ironía, humor y acidez. La mirada concentrada en lo particular de un objeto o un suceso es lo que lo desnaturaliza y por momentos convierte al relato narrativo en poético.

Narración oral y música se unen para construir climas y paisajes. Una guitarra, y una caja de botones sirven para hacer música y contar. Eso es Niños, diapositivas de infancia, un espectáculo que narra con distintas expresiones artísticas una historia común que divierte y conmueve con recursos escénicos mínimos, apenas algunos objetos que conforman el universo del relato.

Este espectáculo formó parte del evento: Alianza de cuentos





e-planning ad