Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Eduardo "Tato" Pavlovsky

"De lo que nunca empieza o nunca termina, no hay una historia, sino nuevas historias que se entrecruzan melódicamente en la cabeza del autor, pequeños encuentros o arremetidas frecuentes casi como la cotidianidad, donde hallan lugar imaginarios individuales y colectivos"

Un hecho cotidiano es el punto de partida. Una pareja compuesta por un escritor y su mujer contrata a un pintor que continúa con su tarea mucho más tiempo de lo pactado, la invasión se hace asfixiante y toma dimensiones de irrealidad.

Pavlovsky utiliza un lugar común y reconocible para hacer hablar a los personajes sobre diversos y trascendentales temas como el sinsentido de la vida, la necesidad de una mística para sobrevivir a la angustia que produce este sinsentido, la subjetividad que todo lo afecta y la creación como antídoto a la devastadora cotidianidad que también es generadora de preguntas sobre la inspiración. "¿cómo hacer para transmitir a la obra la emoción que la inspira?"


"Pequeño Detalle" es el delgado límite entre realidad e irrealidad.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad