Viernes, 15 de Enero de 2016

De Luis Cano

Mención especial 1º Encuentro Nacional de Teatro Semimontado. Comité de selección: Cristina Aroca, Ariel Bonomi, Orlando Leo, Héctor Malamud, Julio Ordano, Rubén Pires, Néstor Sabatini. Teatro Nacional Cervantes. Buenos Aires 2000.

“Este texto de Luis Cano me permitió indagar la relación cuerpo-memoria en el teatro. En escena, la memoria ya no es solamente la facultad de tener recuerdos: es la membrana que de los modos más diversos (continuidad, saltos, repeticiones, etc.) hace corresponder las capas del pasado, emanando de un adentro siempre ya ahí, y los estratos de un futuro siempre venidero, ambos socavando un presente que no es más que su encuentro en el escenario. Los actores van determinando los acontecimientos de escena a medida que sus personajes recuperan la memoria a través de actitudes corporales. Esas actitudes segregan un Gestus (Brecht) que no es real ni imaginario, ni cotidiano ni ritual, sino que está en la frontera de esa membrana. Del espacio (ensayamos en un parque junto al Cementerio de la Chacarita) no guardé más que aquello que reside en los cuerpos: de la lluvia, los cuerpos empapados; de la plaza, la tierra. Agua y tierra para una memoria de barro con la que los actores moldean su paso por el escenario como dos tragicómicas figuras de terracota”. Sobre el trabajo de dirección Ricardo Holcer.

Duración: 50 minutos




e-planning ad