Lunes, 04 de Abril de 2016

De Angélica Liddell

Esto no es una sinopsis, es un aviso. AVISO: Esta obra es un escupitajo, una vomitona y un acto de resistencia frente a la violencia real. Un pedo, un acto insubordinado y confesional que pone en jaque a todos los fascismos que pretenden crear en torno suyo un sistema totalitario. El público que vea esta obra correrá el riesgo de la posibilidad de revolución.
Interpretada por Esperanza Pedreño
"Pedreño, actriz con mayúsculas, asimila el texto de Angélica Liddell en una interpretación memorable. Suya es la rabia de Liddell ante la pobreza y el hambre, suyos la ironía y el sarcasmo hacia el statu quo que lo permite. Es una fuerza intensa de los escenarios por sí misma, una imagen tan frágil como rotunda y que igual mantiene el tipo en el dolor que en el humor"

Miguel AYANZ
periódico LA RAZÓN

1 La nariz de payaso, le digo a los alumnos del clown, sirve para protegernos de los fascistas; pues ahora voy yo y dedicado a ellos, a los clowns y a los fascistas, me enfrento a este texto con la cara descubierta

2 Entiéndase el fascismo como algo que impone, prohíbe, desprecia y deseduca, con esa arrogancia que tienen los que no son capaces de reírse de sí mismos, y que está instalado en todos los órdenes y en todas las épocas y en todas las ciencias, en todas las guerras y en todas las esquinas; y es mundial porque a todos nos resulta cercano. Bendita demagogia

3 En mitad de esta España estancada que nos pertenece y que ha permanecido tan al margen de todo conflicto, según los libros, que hasta ni siquiera reconoce los que ha tenido,...

4 ...Mi relación con la comida pudiera ser una matemática de combinaciones entre las pobrezas de aquí y allá, las culturas de clase, los fascismos cotidianos versus genocidios, pero no es sólo eso sino que también ofrece un suculento estudio para salir de todo, a veces con soluciones poco optimistas.

(...)

5 Esta obra se revuelve en contra de todo aquel que camina en dirección opuesta a los que están más jodidos con una rebeldía en barrena tan bestia, una rebeldía en estado de gracia tal...

6 ...que supera con creces a mentes como las de Marx, me refiero a Karl, Platón, Jacques Lecoq a propósito de los bufones para quién no sepa quién es, y la de Darío Fo.

Mi relación con la comida, de Angélica Liddel, obtuvo el Premio SGAE de Teatro en 2004. Fueron jurado de esa duodécima edición: Ana Diosdado, Manuel Gutiérrez Aragón, Alfredo Carrón, Ignacio Amestoy y Julio Escalada. Angélica Liddel también ha obtenido recientemente el II Premio Valle Inclán de Teatro.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad