Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Agustina Muñoz

En El calor del cuerpo las ganas de amar y la soledad son los protagonistas; dos hombres, dos mujeres, el sol ardiendo, las frutas dulces que chorrean su jugo, el mar -como el deseo- que viene y se va, pero que nunca deja de moverse. La arena que no deja de calentar la piel, lo insaciable, los cuerpos acostados en la playa buscando qué hacer para disimular el deseo.
Los personajes de esta obra no saben de dónde vienen ni qué hacen verdaderamente. Lo importante es que están ahí, viviendo en la playa, no importa cual, sino alguna en donde el calor es insoportable y no dejan de llegar turistas. Ellos tratan de soportar el tiempo, de aguantar el deseo y las ganas de estar junto al otro. Un juego de amor, de dúos, de trío, ¿Quién con quién?
La gente ama el mar porque lo tiene lejos, pero ¿quién se anima a vivir en el mar?

Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad