Miércoles, 16 de Noviembre de 2016

En 1927 el compositor Kurt Weill estrena en el Festival alemán de música de cámara en Baden-Baden, la primera versión de Mahagonny, que incluye una sucesión de poemas de Devociones por el hogar de Bertolt Brecht, con su autorización, y comienza una relación de trabajo entre ellos. La puesta refleja el estado decadente de la sociedad burguesa en una ciudad inventada de los Estados Unidos.

En palabras de Marcelo Lombardero, frente al nuevo estreno de Mahagonny:
“Me movilizan, después de tanto tiempo, los mismos elementos. Hace veinte años tuve la necesidad de expresar en términos estéticos y éticos algo de lo que estaba pasando a mi alrededor. Mahagonny es una obra de una gran vigencia. Esa critica visión del capitalismo vista desde los años 20, hoy se resignifica de una manera desesperanzada ante la hegemonización del sistema.
Es una pieza de teatro musical atípica, compuesta por la dupla única de Weill – Brecht, que trabajaron poco juntos pero lo que produjeron fue de una potencia tremenda y cambiaron la manera de pensar el teatro musical”.

Clasificaciones: Musical




e-planning ad