Sábado, 16 de Enero de 2016

De Niní Marshall

Este homenaje es, a la vez, un viaje en sí mismo y las huellas de otro, de un viaje que fue. Es el regreso a los días de radio, al humor simple, inocente, fresco y profundo que despliega la pluma de la siempre vigente Niní. Y es también una instantáneaen la investigación que emprendimos. Para Sandra López, un trabajo de toda una vida, para personificar – porque son personas – las creaciones de aquella que disimuló bajo el rótulo de comediante, su condición de gran escritora. Para Facundo Bein, el descubrimiento del vasto territorio que dejaron Niní y los grandes que formaron con ella la constelación que brillara en los albores del siglo veinte. Contexto en el cual emerge la figura del irremplazable, culto, reprochador y simpático Juan Carlos Thorry, a quien va a devolver la vida en las tablas.

Así como Niní, con su uso tan virtuoso del lenguaje, su creatividad y su aguda observación, trabajó con la herencia cultural que la inmigración le había dejado. Nos proponemos indagar en su legado, cuidarlo, subvertirlo, jugarlo y mostrarlo Pero no esta vez a través de las ondas del eter sino en el terreno, efímero y eterno, de lo escénico.

Este espectáculo formó parte del evento: Semana Del Desguace

Duración: 60 minutos




e-planning ad