Lunes, 21 de Noviembre de 2016

De Carina Marzullo

Un niño es acompañado por el Ángel del Destino en su travesía para reconectar el tiempo de la Tierra y el de las Estrellas, un equilibrio roto hacía siglos atrás. Junto a sus compañeros de viaje las luciérnagas, mariposas y hadas, intentarán llegar al gran Maestro de la montaña sagrada, quien los espera para contarles que sólo aquel que pueda escuchar su corazón podrá llegar al Manantial del Tiempo y devolver así, el equilibrio perdido. Habría una señal... Cuando el momento sea llegado, brotarían flores púrpura en el gran desierto...

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad