Viernes, 15 de Enero de 2016

En el siglo XVII Miguel de Cervantes Saavedra, ya casi sexagenario, escribió su obra inmortal “EL Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” y produjo la hazaña de abrir la brecha para una nueva literatura, como ocurre con las obras geniales, sus protagonistas Don Quijote y Sancho Panza, se convierten en símbolos universales que el paso del tiempo fue depurando en su riquísimo contenido humano.

Entre ambos personajes irá naciendo una sutilísima y bondadosa relación donde Sancho Panza terminarán compartiendo los ideales de su amo, confirmando el viejo refrán que dice “no con quién naces sino con quién paces”.

Este aspecto que Miguel de Cervantes describió en muchos pasajes de su novela fue lo que me propuse destacar en “El Quijote o la seducción de la utopía”, versión teatral donde un grupo de actores representan las distintas acciones dramáticas de fantasía y realidad. Los avances éticos y políticos que tuvieron lugar en el mundo, se produjeron porque hubo quienes creyeron en ideales calificados siempre de utópicos, si nos preguntamos cuál fue el ideal del Quijote, podríamos afirmar “quería vengar las afrentas causadas por los seres crueles, a los menesterosos, débiles e indefensos” y como todo rebelde dejó su rabia por el mundo y la herencia de su locura.

Este espectáculo ha sido realizado en el año 2004 en el Teatro IFT Y ahora sigue en el 2005 esta siendo auspiciada por la Consejeria Cultural de la Embajada de España (en conmemoracion de los IV años de la publicacion de la novela).





e-planning ad