Jueves, 06 de Octubre de 2016

De Alessandro Baricco

La leyenda del pianista en el océano.Cuentan que a bordo del transatlántico Virginian, que cubría la ruta entre Europa y América, apareció sobre el piano de cola del salón de baile de primera clase una caja de cartón con un niño de pocos días de vida en su interior. Cuenta también que el niño, que fue llamado Novecento, se convirtió en un pianista mayúsculo, capaz de crear - sin necesidad de partitura - las notas más increíbles y las melodías más asombrosas, y que sólo existían por el breve espacio en el que él las ejecutaba al piano.
La fama del extraño pianista se extendía de tal forma, que había personas que compraban el pasaje tan sólo para oírlo tocar. A pesar que Novecento nunca había bajado del barco en el que nació, era capaz de describir con precisión lugares a los que sólo había viajado con su imaginación, ya que el mundo entero entraba y salía de su barco en cada travesía, aunque él nunca haya puesto un pie en la tierra.
Hasta que en una ocasión a Novecento se le presenta la oportunidad de bajar del barco en el que había transcurrido toda su vida. ¿Podrá enfrentar la firmeza de la tierra o necesitará de la inmensidad de los mares?
Siempre existe un momento, en el que se da un paso decisivo que nos aleja para siempre del mundo de las certezas. NOVECENTO nos plantea imaginarnos por un momento que este gesto se concreta: con un solo paso el mundo deja de desfilar ante nosotros y somos quienes con nuestras elecciones decidimos si estamos listos para emprender una nueva, aunque incierta, aventura de vivir: ¿Cuántos descenderíamos por la escalerilla y daríamos ese paso final hacia la incertidumbre?

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad